logo

Actualidad Noticias

Ingredientes cosméticos: ¿de qué está hecha la cosmética que compramos?

Los riesgos que esconden algunos ingredientes muy utilizados en cosméticos están en boca de todos: parabenos, triclosan, alergenos de diverso tipo... Leer la lista de ingredientes no nos deja mas tranquilos. Sin caer en quimiofobia ni hacer caso de leyendas urbanas, te ayudamos a poner las cosas en su sitio, saber cuál es el riesgo real, su magnitud y a quien afecta.

Ingredientes bajo sospecha

El gel de la ducha, el desodorante, la crema corporal, el maquillaje… Los productos que usamos para proteger, limpiar y cuidar la piel, el cabello, las uñas, etc. son cosméticos. No tienen propiedades terapéuticas, pero sí una composición química compleja, con diversos ingredientes cosméticos. Y no todos son inocuos: en la composición de los productos de higiene y cosmética se incluyen a veces ingredientes potencialmente peligrosos, en especial para personas sensibles.

Algunos cosméticos incluyen sustancias que, en determinadas condiciones y ciertas concentraciones, pueden tener efectos indeseados sobre los usuarios. Algunas de las sustancias que aparecen en las listas de ingredientes son disruptores endocrinos, capaces de alterar el funcionamiento de nuestras hormonas, influir en el metabolismo o incluso tener efectos en la fertilidad.

Los parabenos son los disruptores endocrinos mejor conocidos y tienen una pésima reputación no siempre merecida. Por ejemplo, el methylparaben y el ethylparaben, que se encuentran en toda clase de desodorantes, cremas y geles, son inofensivos para los adultos, pero no sucede igual con los bebés o los embriones.

El triclosán es un potente antibacteriano, y por eso se recurre a él en muchos productos de higiene cutánea… pero es mejor evitarlo, pues se sospecha que favorece las resistencias bacterianas y quizás perturbe el sistema hormonal. Sin embargo, en dentífricos y colutorios bucales, para combatir la gingivitis, el triclosán puede tener sentido.

Las fragancias. El riesgo principal de los perfumes es que pueden provocar alergias. Se han identificado 26 fragancias como susceptibles de causar alergias o irritación de la piel. A partir de determinada concentración, su presencia en la lista de ingredientes debe ser obligatoriamente mencionada en el embalaje.

Sustancias irritantes. Además, hay sustancias que debemos evitar porque pueden causar irritación, en especial methylisothiazolinone, que nunca debería utilizarse en productos que pasan mucho tiempo sobre la piel.

El agua elimina riesgos

Precisamente debemos distinguir entre productos con aclarado y sin aclarado, porque no es igual que la sustancia permanezca durante horas en contacto con la piel, como con una crema corporal o facial, el desodorante... o que solo lo usemos unos minutos para después aclararlo, como el gel o el champú.

Puede consultar la noticia original AQUI

© 2019 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías