logo

Actualidad Noticias

El consumidor paga más caro en Navidad

En Navidades, comer saldrá más caro

Qué sube y qué baja estas Navidades

Como cada año, OCU realiza su observatorio de precios de alimentos navideños con el fin de saber cómo evolucionan en una selección de productos típicos. Y los resultados confirman que este año las Navidades serán más caras que otros años. En general, los pescados y mariscos sufren subidas importantes, y algo más moderadas las carnes y productos vegetales. Te contamos todos los detalles.

17 diciembre 2018

La Navidad es una época en donde por lo general se tiende a gastar más y no solo por la compra de regalos o de lotería, sino sobre todo porque las familias destinan un desembolso importante a comprar los alimentos más típicos de los menús navideños.

¿Suben los precios de los alimentos típicos?

Una queja recurrente de los consumidores es que estos productos precisamente suben su precio justo en las fechas anteriores a las fiestas. Es por eso por la que distintas asociaciones aconsejan adelantar las compras y congelar, para evitar subidas y abusos.

Pero ¿es cierto que suben los precios antes de Navidad?, ¿cuánto se puede ahorrar una familia con la anticipación de sus compras?, ¿es un ahorro significativo?, ¿cuánto hay que anticiparse?, ¿los precios van subiendo de manera escalonada?

Para encontrar respuestas hacemos nuestro ya habitual estudio de “observatorio de precios” con los productos más típicos de estas fiestas.

Productos frescos más habituales.

Productos de temporada que solo se encuentran en Navidad

Productos de mayor calidad y de precio más alto, que se reservan para conmemoraciones especiales.

Estudio de precios de alimentos navideños

Así hacemos el estudio:

Seleccionamos productos muy típicos de las fechas navideñas, así como otros que, siendo menos propios en estas fechas, también podrían ser unos buenos sustitutos. Nos centramos en productos frescos: Cordero lechal para asar por cuartos, redondo de ternera, pularda, pavo, jamón ibérico de cebo al corte (50%), lombarda, piña, besugo, lubina de acuicultura, merluza al corte, angulas, langostinos cocidos no congelados (calibre 40/60), percebes gallegos, almejas babosas y ostras (docena).

Buscamos los precios en supermercados, hipermercados, grandes almacenes y mercados municipales de Madrid, Barcelona, Bilbao y Sevilla. 

Recogemos los precios un mes antes de Navidad (primera toma) y después del puente de la Constitución (segunda toma), así vemos la evolución de precios entre un mes y quince días antes de las fiestas. Todos los precios recogidos te los mostramos a continuación.

Valoramos los resultados de tres maneras: evolución de los precios de cada producto en este año, evolución de precios respecto a los tres años pasados y evolución de los precios de cada establecimiento.

Primera toma de precios de productos navideños

Segunda toma de precios de productos navideños

Gracias a nuestro observatorio comprobamos que hay una variación a tener en cuenta sobre los precios recogidos en la primera toma. Recordamos que se tomaron un mes antes de la Navidad respecto a los de la segunda después del puente de la Constitución de 2018. Lo más llamativo es:

Ha habido tantos descensos (7), como aumentos (7).

El precio de los langostinos se estancan tras subir su precio medio apenas un céntimo en un producto que cuesta casi 14 €.

Las rebajas se centran en las carnes y productos vegetales aunque en ningún caso fueron mayores de un -3%.

Las subidas se centraron a pescados y mariscos, con subidas porcentualmente mucho mayores. Tres de ellas rondaron el 20% (besugo, merluza y las ostras) y otras tres estuvieron entre el 4% y el 7% (pularda, lubina y almejas).

Sin embargo, tienen cierta explicación si partimos del hecho que los descensos que no son de carnes o productos vegetales son las angulas y los percebes. Son bajadas muy significativas (-30,3% y -16,8% respectivamente) pero si partimos del hecho de que se trata de los dos productos más caros de nuestra cesta de Navidad es importante que tengamos en cuenta que se tratan de productos muy de temporada y cuyo consumo se concentra mucho en estas fechas. Por lo tanto, en el primer control, los precios que encontramos fueron muy pocos. Ahora, en la segunda tanda es cuando se han encontrado más precios en sitios donde no son habituales, y en un momento donde, la producción se refuerza para satisfacer la demanda concentrada. Eso produce que sus precios, que siguen siendo muy altos, se relajen un poco por haber más producción y aparecer en sitios menos usuales, donde, si quieren que los clientes lo compren, deberán ajustar su precio. Dicho esto, habrá que ver si no vuelven a repuntar antes de las fechas principales. 

En la siguiente tabla recogemos todos los precios recogidos de la primera, la segunda y su variación.

Puede consultar la noticia original AQUI

 

© 2019 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías