logo

Actualidad Noticias

Consejos para hacer tu compra en enero

Consejos para hacer tu compra en enero
Si tu bolsillo está tiritando y la báscula se ha puesto en huelga, tenemos noticias buenas para ti. Ahorrar, comer saludable y de paso quitarte ese kilo navideño es posible

Después del despilfarro y los excesos, la famosa cuesta de enero es una ocasión perfecta para aprender algunos trucos que te servirán para ahorrar todo el año en tu cesta de la compra. Hay que conseguir bajar del gasto medio por persona/mes, que en España es de 127 euros, menos productos procesados, nada de comidas elaboradas y mucho producto fresco y fogones.

Hacer un menú semanal es fundamental para ceñirnos a nuestra lista cuando compremos

Planificación, la base de cualquier estrategia de ahorro. Nada de salir a las bravas a la calle. Papel y lápiz en mano, hay que hacer un menú semanal para saber exactamente qué apuntar y no alejarnos ni un ápice de nuestra lista. Desayunos, comidas, meriendas, cenas, productos de higiene y droguería. Chequea lo que ya tienes en casa y adelante.

Recuerda que el 4 por ciento de lo que compramos acaba en la basura, así que tanto a la hora de comprar, como la de cocinar o servir, ten en cuenta esta cifra. En España 1.246 millones de kilos de comida en buen estado acaban en la basura, el 85 por ciento se arroja sin elaborar, tal y como se compró.

¿Dónde compro?

Elegir bien el establecimiento puede hacernos ahorrar hasta 947 euros al año, según el último informe de la OCU. Y, ojo, porque si vives en Madrid esta cifra puede ser de 3.000 euros, es decir con el mismo dinero en el supermercado más caro podrías hacer la compra 12 meses y en el más barato 20 meses.

Ningún sitio es tan barato como Dani o Vidal, pero para aquellos que no residan en Andalucía y Levante, respectivamente, estas cadenas locales no le valen. En ese caso, te contamos que Alcampo y Mercadona, en este orden, ofrecen la cesta de la compra más barata, aunque un 6 y un 9% más cara que la cadena local Dani, sobre todo los productos frescos (que suben hasta un 23%)

Online. Aunque no podamos ver la frescura de las carnes o chequear la madurez de los fresones, esta opción virtual nos da la oportunidad de hacer un compra tranquila y concienzuda desde casa. Incluso podemos fijar un presupuesto al que ajustarnos quitando y poniendo los distintos productos en el carro antes de proceder al pago. La mala noticia la trae el estudio de la OCU, que avisa de que la compra online sube el precio, en el caso de Mercadona y Alcampo un 6 y un 7% respectivamente.

Mercados. Estos establecimientos son una buena opción para comprar producto fresco para los que suelen caer en las caprichosas tentaciones de las grandes y pequeñas superficies, ya que no hay tanto envoltorio atractivo, estrategia de venta tentadora o packagings irresistibles. ¿El precio? Mercados hay tantos como barrios. Enrique García, portavoz de OCU, nos recuerda que tienen una gran diversidad de precios, por lo que podemos encontrarnos mercados muy baratos, pero también carísimos. La OCU tiene disponible en su web un localizador de los supermercados más baratos. Puedes introducir tu dirección y saber a qué establecimiento te merece la pena ir a comprar.

Trucos para hacer la compra bien

Llegó la hora y, aunque parezca una obviedad, a la compra no se puede ir con hambre. Mejor con tiempo, para que las prisas no te jueguen una mala pasada, preferiblemente solo o sola y, por supuesto, sin niños.

Con el carro en una mano y la lista en la otra, tengamos en cuenta algunas pautas para perfeccionar nuestro paseo por el súper. Recuerda:

  • Mira siempre el precio por kilo o por unidad que aparece en todos los carteles. Muchas veces creemos que una oferta nos sale mejor cuando en realidad el producto de al lado es más económico. Por ejemplo: una bolsa de lechugas variadas puede salir a más de 15 euros el kilo, mientras el kilo de lechuga iceberg, por piezas, puede llegar a costar menos de un euro. Recuerda, es temporada de lechuga y escarola. Los productos a granel suelen ser más baratos que los envasados, mira precios antes de lanzarte a por las peras del poliespán.
  • Vence al marketing. Repasa los productos situados tanto en la parte más alta de las estanterías, como en la más baja. Normalmente las marcas pagan por los estantes situados a la altura de la vista y eso hace que repercuta en su precio final. Además, las cabeceras de los lineales y los expositores con ofertas suelen estar repletos de productos de compra impulsiva, es decir, aquellos que en realidad no necesitamos. Hay que mantenerse firme hasta el final, porque es generalmente en ese momento, cuando ya llevamos el carro bastante lleno, cuando nos dejamos llevar por estos pequeños caprichos. Enrique García nos aconseja aprovechar las ofertas, pero siempre teniendo cuidado ya que muchas de las ofertas son engañosas y no siempre salen rentables.
  • Tarjetas de fidelización. Casi la mitad de la población tiene alguna de estas tarjetas. Nos invitan a volver a los establecimientos y nos ofrecen puntos o descuentos especiales, pero ¿suponen verdaderamente un ahorro? Según un informe elaborado por el comparador online Kelisto, el ahorro utilizando frecuentemente estas tarjetas podría ascender a 32 euros al año, un 0,8 por ciento de nuestro consumo anual. Muchas de ellas están ofreciendo también a sus clientes la posibilidad de acumular puntos para sus pagos de gasolina, lo que aumenta bastante los beneficios. Eso sí, para cualquier beneficio considerable tendrás que ser tremendamente fiel a la cadena que elijas.
  • Revisa el ticket. Coge la buena costumbre de revisar los tickets de tus compras, no pasa nada, tómate tu tiempo y fíjate en que las ofertas y los descuentos estén aplicados.

Puede consultar la noticia original AQUI

© 2019 - Sernutec - Servicios y Nuevas Tecnologías